Dicen que si un negocio no está creciendo, se está muriendo. Sin embargo, es importante saber que el enfoque en crecimiento de ventas no necesariamente es la única métrica para determinar esto. Desde el punto de vista de Nrich, hay que conocer múltiples indicadores financieros para medir el valor de un negocio.

Conocer el valor de tu empresa te permite saber si tu negocio va bien, comparado al promedio o si tiene oportunidades de mejorar.

En primera instancia, hay que tener muy claro que tu negocio es un activo, probablemente el mayor de ellos, así que conocer su valor real no solo es útil, es básico. Con esto en mente es que podemos comenzar seriamente a entender que hacer para mejorar.

Es relevante, asimismo, entender que el hecho de que existe una gran cantidad de subjetividad involucrada en los procesos de valuación, esto no necesariamente es negativo, ya que es completamente natural que una empresa valga más para su propietario, por ejemplo, que para un fondo de inversión.

Por eso, para hacer una valoración lo más cercana a la realidad, es imprescindible manejar los números como si fueran los de un desconocido; esto ayudará a descubrir si la empresa es lo suficientemente rentable como para poder invertir en nuevas oportunidades de crecimiento, entre otras acciones. En definitiva, solo cuando se mide con total objetividad, se podrá pisar un terreno firme para mejorar.

La valuación de empresas no es una tarea exclusiva de los grandes corporaciones o empresas trasnacionales, las Pymes pueden y deben también llevarlo a cabo, ya que -como comentamos antes- no es algo que hacer solamente con propósitos de venta. Es probable que sea aún más importante para las pequeñas y medianas empresas pues es, sin duda, una guía profesional y neutral para el desarrollo del negocio.

Es en este punto donde la digitalización toma un papel relevante y trae disrupción y democracia a los procesos de valoración de una empresa, ya que involucra aprovechamiento de datos y uso de algoritmos de manera automática, rápida y, en caso como el de Nrich, gratuita.

Por eso, para tener más imparcialidad, se utilizan métricas e indicadores analizados por tecnología, lo que hace que los propietarios de negocios puedan obtener una comprensión precisa del valor de su negocio en línea y en cuestión de minutos.

Valuar una empresa con base en el análisis de datos no solamente otorga este importante conocimiento financiero pues, al proveer indicadores clave para los dueños y directivos de pymes. Por ejemplo, les ayuda a comprender, administrar y monitorear los impulsores intangibles que permiten entender de mejor manera la situación financiera del negocio, lo que constituye una herramienta vital para ayudarles a consolidarse y continuar en el mercado. El conocimiento del valor financiero para los dueños de pymes, cobra una importancia vital en países como México, donde representan el sector que mayores empleos ha recuperado después de la época más crítica de la pandemia.

Así, las plataformas de valuación basadas en algoritmos e inteligencia artificial, como Nrich, están forjando una nueva generación en valuaciones, democratizando el acceso a la valuación y redefiniendo el valor de una valuación profesional mucho antes de que siquiera se considere la venta, fusión o sucesión.